Logotipo.png
#
Curso Themis: "El destino debe mostrar experiencias vividas para que sea atractivo para el turista"
Publicado: 10/16/17 02:10:p. m.

"El destino debe mostrar experiencias vividas para que sea atractivo a los ojos del turista y en lo posible se debe lograr que el viaje y la visita al lugar genere un cambio positivo en el visitante", fue una de las conclusiones más importantes del Curso Themis de la Organización Mundial del Turismo (OMT) que se desarrolló en Paraguay con la participación de más de 40 profesionales nacionales e internacionales.

Entre otros puntos se destacó la promoción de los destinos en las redes sociales y se han tomado como ejemplo a los principales productos turísticos del mundo, tomando en cuenta marcas y logotipos.

Además se estableció que antes de encarar cualquier tipo de promoción hay que determinar cuáles son los clientes potenciales, qué buscan, qué les motiva, dónde se informan y a partir de eso desarrollar la campaña promocional.

Asimismo como parte de los trabajos de campo que desarrollaron los participantes del curso se realizaron recorridos por ciudades de Central, Paraguarí y Cordillera.

El objetivo de la actividad fue diseñar e implementar rutas turísticas con las comunidades y así unificar criterios entre profesionales de distintos países, y así crear nuevas opciones turísticas que propicien el desarrollo y empoderamiento de las comunidades, trabajando los recursos disponibles y convirtiéndolos en productos sostenibles.

Luego de visitar cada destino y recolectar datos, las propuestas de los profesionales fueron presentadas a los principales actores de las comunidades, propiciando así el diálogo con los profesionales en turismo.

Los disertantes resaltaron el entusiasmo que los participantes ponen en las actividades, lo cual facilita el desarrollo del programa trazado para el trabajo sobre las rutas turísticas y el empoderamiento de las comunidades.

"Es muy rica la experiencia cultural que aportan los diversos países de Latinoamérica, como así también la diferencia de criterios de la gente que trabaja en el sector público y la que trabaja en el sector privado, y aquella que trabaja netamente con las comunidades", señaló Marcello Gandolfi, disertante del curso.

A través de las rutas turísticas también se pueden crear sub-rutas, teniendo en cuenta los servicios turísticos que pueden abarcar y qué entidades públicas pueden colaborar para que la ruta en cuestión tenga el éxito deseado y sea un producto sostenible.

Durante este módulo se mencionó que las rutas turísticas deben tener un valor agregado siempre, o sea, algo diferente que no se encuentra en otro sitio.

Los productos turísticos deben mantener las tradiciones de los pueblos e involucrar a las comunidades, para incrementar el gasto turístico, lograr la estancia o pernocte en las ciudades y que el visitante quede satisfecho y quiera regresar.

Los participantes del curso harán un trabajo de campo el día de la fecha, divididos en cinco grupos, abarcando las ciudades de Caacupé, Tobati, Pirayú, Areguá y Yaguarón.

Los mismos deberán crear nuevas rutas turísticas, implementando nuevas ideas que puedan convertirse en productos y/o aumentar el valor de los ya existentes.

De acuerdo a los delineamientos teóricos y prácticos de la OMT, para que un producto turístico sea sostenible en el tiempo, debe responder a las nuevas tendencias del mercado, esa fue la conclusión del primer módulo del prestigioso curso Themis realizado este domingo en el Crowne Plaza de Asunción y de las cual participaron más de 40 profesionales del ámbito turístico.

Según la exposición de los técnicos de la OMT la tendencia es que los viajeros dentro de 15 años buscarán un turismo de proximidad, un turismo donde el contenido seguirá siendo el rey, la gente buscará vivir experiencias en sus viajes, según un informe sobre el perfil de los viajeros, elaborado por Amadeus Future Fundación.

A partir de esas motivaciones se identifica a los millennials como el gran mercado del futuro más cercano, pues es una generación nacida entre 1980 y 2000 que se caracteriza por haber crecido a la par del desarrollo digital lo que hace que tengan gran necesidad de utilizar las redes sociales para comunicarse.

En materia turística, estos millennials buscan precios ajustados, quieren wifi en todas partes y no les importa pagar un poco más por viajar cómodos. Son muy sociales y les encanta subir fotografías y vídeos de sus vacaciones, buscan destinos inteligentes.

Por otro lado se encuentran los viajeros "Lohas", que optan por un estilo de vida sano y sostenible y que aplican criterios de sostenibilidad y conservación mediambiental a sus elecciones de viaje y compra. Utilizan alojamientos ecológicos, buscan comida orgánica y autóctona y un mayor contacto con la naturaleza.

También se identificó a los viajeros naranja que buscan desarrollar su potencial creativo mediante una participación activa en cursos y aprendizaje características del destino que elijen. Buscan mezclar el consumo con la producción, interactúan con las personas y su cultura local, quieren sentirse parte del entorno.

Asimismo durante el curso los técnicos de la OMT hablaron del interés creciente de los viajeros por la cultura local, es decir hay una tendencia de crecimiento en torno al 15% anual del turismo cultural.

En este tipo de turismo las personas buscan vivencias auténticas y típicas del destino.
En ese sentido señalan que los turistas están mucho más concienciados sobre la necesidad de preservar los recursos naturales y las culturas autóctonas de los destinos turísticos que visitan.

Toda estas tendencias obligarán a los proveedores turísticos a trabajar con productos locales, autóctonos y generar una cadena de valor que incluya a la comunidad. Integrar a las poblaciones locales en el sector turístico y tener políticas que minimicen impacto en el medio ambiente.



Compartir esta noticia

Últimas Noticias Publicadas